• Homepage
  • >
  • Región
  • >
  • Restauración de Iglesia y Monasterio del Buen Pastor de San Felipe ganó Premio Aporte Urbano 2017

Restauración de Iglesia y Monasterio del Buen Pastor de San Felipe ganó Premio Aporte Urbano 2017

  • 16 diciembre, 2017

Proyectos de todo Chile postularon a las cuatro categorías que considera este reconocimiento que entrega el Minvu, la CChC, el Colegio de Arquitectos y la Asociación de Oficinas de Arquitectos. La premiación se realizó hoy en el marco del seminario “Desafíos de la implementación de la Ley de Aporte al Espacio Público.

La restauración de la Iglesia y el Monasterio del Buen Pastor de San Felipe en la Región de Valparaíso, fue uno de los cuatro proyectos inmobiliarios que se adjudicaron el Premio Aporte Urbano (PAU) 2017, reconocimiento impulsado por tercer año por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el Colegio de Arquitectos y la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA).

Este concurso busca destacar aquellos proyectos a nivel nacional -ya construidos o en fase de construcción- que constituyen un aporte a las ciudades chilenas y a la calidad de vida de sus habitantes, incentivando así a los futuros desarrolladores públicos y privados a pensar y construir con una mirada de ciudad, que beneficie a las personas y al espacio público.

La iniciativa distinguida, que involucra la restauración de la iglesia, convento y otros espacios de este conjunto patrimonial que sufrió daños considerables durante el terremoto de 2010, recibió el Premio al Mejor Proyecto de Uso Mixto.

Las obras fueron inauguradas en 2016 bajo el alero del programa Puesta en Valor del Patrimonio, teniendo como Unidad Técnica a la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP),el apoyo del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), y donaciones de privados.

Patricio Donoso, presidente (s) de la CChC destacó que “la industria inmobiliaria, y todos quienes participan en materializar los proyectos que conciben, desempeñan un rol clave para hacer de las ciudades, las comunas y los barrios de nuestro país espacios vivos, pujantes, acogedores y capaces de entregar más y mejor calidad de vida. Eso es lo que queremos reconocer a través del PAU”.

Los ganadores recibieron el reconocimiento de manos de la subsecretaria (s) de Vivienda y Urbanismo, Jocelyn Figueroa; del vicepresidente de la CChC, Patricio Donoso, y del presidente de la AOA, Pablo Larraín.

Los otros proyectos ganadores de la tercera versión del Premio Aporte Urbano (PAU) fueron:

1. Premio mejor proyecto Inmobiliario en altura: Edificio Hamlet, ubicado en la Región Metropolitana, comuna de Las Condes, por su espacio común en el primer piso que favorece la conectividad urbana con la ciudad.

2. Premio mejor proyecto inmobiliario de altura media: Centro El Alba, ubicado en la Región Metropolitana, comuna de Las Condes, considera dos edificios de oficinas de 24.500 m2 construidos e inmersos en un parque de 8.000 m2 de áreas verdes. Su foco está puesto en el espacio público que conforma la plaza cívica y el parque, el que conversa con la arquitectura sustentable.

3. Premio al mejor proyecto inmobiliario de vivienda subsidiable: Conjunto Urbano Gabriel Palma, ubicado en la Región Metropolitana, comuna de Recoleta, es parte del “Programa Extraordinario de Reactivación Económica e Integración Social – DS116”. La iniciativa se plantea como una nueva forma de construir la ciudad mediante la innovación en las herramientas tradicionales de inversión inmobiliaria y la participación de la comunidad para plantear las obras requeridas.

Adicionalmente, este año se realizó una premiación especial votación del público, a través de la página web www.premioaporteurbano.cl, que dio como ganador al proyecto Micro Boulevard Patio Condell, de la región de Aysén. Diseño de uso mixto que desarrolló un programa turístico y gastronómico dándole un nuevo formato al centro cívico de la ciudad de Coyhaique.

La subsecretaria (s) de Vivienda y Urbanismo, Jocelyn Figueroa, dijo que “esta tercera versión destaca principalmente porque existen muchos proyectos inmobiliarios que comparten una visión común sobre el desarrollo urbano, en que el buen diseño -arquitectónico y urbano- es clave para fomentar la prosperidad y la equidad en nuestras ciudades”.

En tanto Patricio Donoso resaltó el valor de las iniciativas nominadas. “Los ganadores demuestran que hacer mejores ciudades y generar proyectos rentables no son objetivos contrapuestos. Por el contrario, la lección que nos entregan es que vale la pena invertir en buenos diseños, porque estos contribuyen tanto a la sostenibilidad de las empresas como de las ciudades”, señaló.

Pablo Larraín, presidente de la Asociación de Oficinas de Arquitectos, en tanto, expresó que “estamos constantemente participando de la discusión sobre el desarrollo de la ciudad, que creemos debe converger hacia el uso mixto, donde las distintas actividades que conforman nuestro diario vivir se realicen en un mismo barrio, sector o edificio. En este sentido, el Premio Aporte Urbano es una instancia relevante en cuanto permite distinguir proyectos que impactan positivamente el entorno en el que están emplazados y así, de forma colaborativa, mejorar la calidad de la arquitectura y la construcción en el país”.

La premiación se realizó en el marco del seminario “Desafío de la implementación de la Ley de Aporte al Espacio Público”, instancia en la cual Pablo Contrucci, jefe de la División de Desarrollo Urbano del MINVU, y Gloria Hutt, ex subsecretaria de Transportes y Telecomunicaciones, expusieron sus visiones de esta normativa, con los cambios que ha sufrido el reglamento de la misma ley.