• Homepage
  • >
  • Región
  • >
  • Alfalfa: la reina de las forrajeras en la Provincia de Petorca

Alfalfa: la reina de las forrajeras en la Provincia de Petorca

  • 26 marzo, 2018

Día de campo presentó dos variedades de alfalfa en la unidad de validación de Chincolco en Petorca con información acerca de su comportamiento y adaptación en una zona agroclimática particular como es el valle de Petorca.

En la unidad de validación ubicada en Chincolco el área de transferencia del INIA La Cruz estableció dos variedades de alfalfa: una sin dormancia,  WL 903 de Anasac y una Baldrich 350, con dormancia invernal.

Esta unidad es una de las actividades que ejecuta el INIA La Cruz a través del proyecto Transferencia Tecnológica bajo esquema de trabajo territorial que se lleva a cabo en la Provincia de Petorca, Región de Valparaíso.

Los objetivos de esta unidad de validación es observar cómo se comportan estas variedades bajo las condiciones de frío invernal en el ambiente de Chincolco.

Se dispuso de un potrero de 2.000 m2 (1000 m2 de cada variedad), sembrado el 31 agosto de 2017 y con riego por tendido.

El ingeniero agrónomo Dr. en Ecología, Carlos Ovalle estima que en Chile existen 60.000 ha de alfalfa, concentrándose el 70% de la superficie entre la Región de Valparaíso y la del Biobío.

La alfalfa es una planta que se caracteriza por mejorar el suelo gracias a su capacidad de capturar nitrógeno y porque la raíz pivotante de esta especie forrajera es muy profunda pudiendo alcanzar sobre un metro de profundidad en el primer año.

Las variedades de alfalfa se clasifican de acuerdo a su grado de dormancia invernal, lo que permite seleccionar cultivares de alfalfa que inician y finalizan su reposo con distintos umbrales de temperatura o que presentan distintos hábitos de crecimiento.

Durante este primer año se realizaron cinco cortes de alfalfa y se debe contemplar que es un cultivo con una duración de, al menos, cinco años, lo que será un tiempo más que adecuado para expresar buenas producciones de materia seca.

La alfalfa constituye una fuente importante de alimento para el ganado de esta zona y su buena producción de materia seca la convierten en un excelente insumo forrajero.  Los expertos Ovalle y Barahona dijeron: “Se espera que en esta zona se puedan efectuar hasta seis cortes en el año y una persistencia de cinco a seis años aproximadamente; un tiempo más que adecuado para expresar buenas producciones de materia seca”.

Afirmó que esta zona agroclimática  presenta condiciones muy favorables para el crecimiento de la alfalfa. “La alfalfa se puede cultivar en todo Chile desde Arica con alfalfas muy productivas y sin dormancia hasta Punta Arenas con praderas de mucha duración, pero de menor producción anual, por su latencia invernal. En el norte se encuentra alfalfa en los valles del desierto que tienen riego y en Punta Arenas donde crece en un ambiente frío. En el valle central se produce alfalfa en Melipilla, María Pinto y Curacaví”.

Al analizar el establecimiento del cultivo alfalfa, los expertos explican que la diferencia entre ambas variedades es el hábito de crecimiento. “Como dato de campo, la WL 903 es una variedad con poca dormancia, por lo que tiene crecimiento en la época de invierno, la Baldrich 350 en cambio tiene mayor dormancia o latencia invernal, por lo que detiene su crecimiento en épocas frías para defender a la plata de las heladas”.

Los rendimientos que se obtienen en estas unidades de validación en esta primera temporada son experimentales y promisorios. “En esta zona se siembra poca alfalfa. Por lo tanto será interesante conocer el comportamiento y adaptación de estas dos variedades. En esta zona, la alfalfa es destinada como forraje para alimentación de caballos y terneros.

El agricultor de Chincolco, José Prado participó de manera entusiasta en todo el proceso siendo fundamental su compromiso en el éxito del establecimiento de esta unidad de validación y su experiencia en el cultivo de la alfalfa.  “Aquí esperamos realizar seis cortes en un año porqué están las condiciones de clima en esta zona”.

Manejos

La ingeniero agrónomo Viviana Barahona, entregó antecedentes históricos de trabajo de INIA en alfalfa y las dosis de siembra  resaltando que la fertilización  de establecimiento recomendada para este cultivo es principalmente fosfórica.

La transferencista del INIA, ingeniero agrónomo, Andrea Torres comentó que durante esta primera temporada se presentó una maleza muy agresiva, la Cuscuta o Cabello de Ángel, maleza parásita de gran presencia en la zona. “Esta fue controlada con un producto químico aplicado con el agricultor”. La especialista resaltó la importancia de realizar controles preventivos de la Cuscuta o Cabello de Ángel.

La transferencista se refirió al monitoreo de insectos y ácaros detectados y las bajas densidades poblacionales encontradas, recalcando que no necesariamente constituyen plagas del cultivo. Destacó también la importancia en la observación constante de controladores biológicos en el cultivo.

Habrá que esperar el invierno para observar cómo se comportan ambas variedades con frío. En opinión de Viviana Barahona,  “creemos que la Baldrich 350 se va a expresar mejor que la WL 903 Anasac, que podría resentirse con las heladas. En esta zona agroclimática existe riesgo de helada durante el invierno por lo tanto hay que contemplar este factor”.

Acerca del INIA

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación agropecuaria de Chile, dependiente del Ministerio de Agricultura, con presencia nacional de Arica a Magallanes, a través de sus 10 Centros Regionales, además de oficinas técnicas y centros experimentales en cada una de las regiones del país.

Su misión es generar y transferir conocimientos y tecnologías estratégicas a escala global, para producir innovación y mejorar la competitividad del sector agroalimentario. www.inia.cl