• Homepage
  • >
  • Región
  • >
  • Autoridades fiscalizan inmueble que funcionaba como hospedaje irregular de haitianos en centro de Quilpué

Autoridades fiscalizan inmueble que funcionaba como hospedaje irregular de haitianos en centro de Quilpué

  • 1 marzo, 2018

Tras una denuncia ciudadana, Gobernación Provincial de Marga Marga junto a Seremi de Salud y PDI fiscalizaron inmueble establecimiento, el cual quedó con “prohibición inmediata de funcionamiento”. Lugar deberá ser sanitizado.

Con el fin de garantizar la seguridad de las personas involucradas, autoridades de la provincia de Marga Marga fiscalizaron un inmueble ubicado en calle Aníbal Pinto de Quilpué, que operaba como establecimiento de hospedaje sin cumplir los requisitos establecidos por la normativa vigente.

Tras un recorrido se verificó que las dependencias se encontraban en un estado deplorable, con instalaciones sanitarias y eléctricas deficientes, sin agua potable, ni personal a cargo de la higiene y seguridad.

La situación quedó al descubierto gracias a una denuncia ciudadana, la cual permitió establecer que el inmueble estaba siendo ocupado por más de 10 ciudadanos de nacionalidad haitiana y dos chilenos, a través del arriendo de habitaciones, modalidad que no había sido autorizada por la Autoridad Sanitaria local.

El gobernador provincial de Marga Marga, Christian Cárdenas, sostuvo que “a raíz de esta situación, la Autoridad Sanitaria, de la Seremi de Salud de la provincia de Marga Marga, entregó como resolución la prohibición inmediata del funcionamiento del inmueble como un local de alojamiento de personas, además, el inmueble debe ser limpiado y sanitizado por una empresa autorizada”.

De acuerdo a lo constatado por las autoridades en la fiscalización, se observó un estado sanitario deficiente tanto de habitaciones como de espacios de uso común, servicios higiénicos y entorno de la vivienda. También se verificó acumulación de fecas y orina humana y de animales domésticos, residuos sólidos domésticos, objetos y artefactos en desuso, restos de alimentos en descomposición y servicios higiénicos saturados de fecas y orina, sin posibilidad de evacuación al alcantarillado.

Además, el inmueble no contaba con agua potable al momento de la fiscalización y mantenía instalaciones eléctricas deficientes y sin conexión a la red. Junto con ello, la propiedad es colindante con un restaurant y un jardín infantil.

Acerca de las personas que habitaban dicha vivienda, el gobernador Christian Cárdenas explicó que “respecto a lo que ocurre con los inmigrantes, según información que tenemos, ya se están reubicando por sus propios medios. Ahora, como recomendación general y sobre todo para las personas que pretendan arrendar sus viviendas a migrantes o chilenos, lo primero que tienen que hacer es revisar la normativa con la seremi de Salud para evitar sanciones o sumarios sanitarios”.