• Homepage
  • >
  • Región
  • >
  • PDI detiene a banda criminal que protagonizó violentos alunizajes en la Región

PDI detiene a banda criminal que protagonizó violentos alunizajes en la Región

  • 30 julio, 2018

Detectives de la Policía de Investigaciones de la Región de Valparaíso desarticularon una banda criminal denominada “Los Condoros”, quienes protagonizaron alunizajes en supermercados, grandes tiendas, joyerías y locales de comida rápida en diferentes ciudades de la zona y en Antofagasta.

Esta operación llamada “Rápidos y Furiosos” fue encabezada por la Oficina de Análisis Regional Valparaíso (OFAN) de la PDI y la SACFI de la Fiscalía Regional, donde se logró establecer científicamente la participación de esta agrupación delictual en variados ilícitos, además, de detener de cuatro de sus integrantes, entre ellos su líder, J.C.C.C. (32), alias “Condoro”.

El jefe de la PDI Regional, Prefecto Inspector Sergio Muñoz, manifestó que “este importante trabajo de análisis criminal nos permitió determinar una serie de delitos cometidos por esta banda criminal y hoy poner a disposición de los tribunales al líder. Por otra parte, el modus operandi utilizado, además de su actuar violento y peritajes en el lugar, nos indican que corresponden a los mismos autores, ya que los sitúan en cada uno de los ilícitos investigados”.

Por otra parte, el fiscal del caso Roberto Depaux destacó “el trabajo conjunto realizado con la Policía de Investigaciones, que permitió establecer que esta banda se dedicaba a la comisión de delitos violentos, sumando delincuentes para solventar las necesidades técnicas que requerían para perpetrar los ilícitos, teniendo un alcance regional y en otras jurisdicciones del país, acreditando su participación en al menos cuatro delitos en la zona, principalmente alunizajes en tiendas comerciales donde sustraían especies de alta gama”.

En los operativos conjuntos realizados por la Brigada de Investigación Criminal Viña del Mar y las Brigadas Investigadoras de Robos de Los Andes y Antofagasta, permitieron a la policía civil incautar armamento, drogas y elementos de disuasión, como aceite y miguelitos, que eran utilizados para repeler la persecución policial tras los delitos.