• Homepage
  • >
  • Actualidad
  • >
  • Estudio de UST Viña del Mar establece que las mujeres tienen mejores hábitos de compra en época navideña

Estudio de UST Viña del Mar establece que las mujeres tienen mejores hábitos de compra en época navideña

  • 22 diciembre, 2018

A pesar que históricamente se les ha tildado de “consumistas”, encuesta realizada por la Escuela de Psicología desmitifica su rol y señala que ellas son mucho más responsables que los hombres y se preocupan por cotizar antes de gastar su dinero.

Interesantes resultados arrojó la última encuesta de actualidad realizada por la Escuela de Psicología de Universidad Santo Tomás sede Viña del Mar, que en esta ocasión estuvo enfocada en los hábitos y percepciones asociadas al consumo en época navideña entre los habitantes del Gran Valparaíso. Por ejemplo, se determinó que son las mujeres quienes más se preocupan por realizar compras responsables y tienen un temor mayor a no exceder su presupuesto. Por el lado negativo, un altísimo porcentaje de las personas entrevistadas cree que a la gente se le evalúa de acuerdo a los bienes materiales que tiene y un número no menor cree que “algunos de los logros más importantes de la vida” están asociados a poder comprar bienes.

En términos generales, la encuesta llevada a cabo por la Unidad de Investigación y Estudios Contingentes de la Escuela de Psicología de UST estableció que un 68,1% de las personas se fija más en el precio que en la marca a la hora de comprar, un 66,3% compara precios en distintos locales, un 64,8% compara precios entre marcas y un 61,3% elabora una lista de lo que necesita antes de comprar. Estos puntos, que pueden asociarse al clásico “vitrineo”, está mucho más presentes en mujeres que en hombres.

Al respecto, el académico de la Escuela de Psicología, Andrés Moltedo, señala que “si bien las mujeres han sido tradicionalmente criticadas por ser más consumistas que los hombres, lo cierto es que tienen mayores y mejores hábitos de compra que los hombres. Por decirlo de alguna manera, tienden a hacer cundir mejor el presupuesto y por eso van y comparan. Además, desde un punto de vista de género estereotipado, ellas se han encargado de las compras más que los hombres. Aunque no digo que esté bien, por mucho tiempo los roles se han distribuido así”.

“El hombre tiene peores hábitos, generalmente. A veces le da lo mismo gastar un poco más ya sea por flojera, comodidad o porque pone en la balanza el costo monetario de un producto y el hecho de tener que hacer una fila larga para pagar”, agrega.

Otro punto que llama la atención del estudio es que un 73,8% de las personas cree que a la gente se le compara en relación a los bienes materiales que posee y un no menor 37,8% sostiene que algunos de los logros importantes en la vida están relacionados con poder comprar bienes. En este punto, son las personas casadas y las que se encuentran entre los 40-50 años quienes más piensan así. Así, no es de extrañar que un 62,5% reconozca la Navidad como una fiesta consumista y apenas un 15,8% diga que la gente entiende el verdadero sentido de la Navidad.

“Somos un país que vive mucho de la imagen, que se encuentra construida sobre datos físicos, concretos, como la tenencia de un objeto. Por ejemplo, antiguamente no era raro encontrar familias de clases altas empobrecidas que en el verano cerraban sus cortinas para que los vecinos pensaran que se habían ido de vacaciones. Después ocurrió lo mismo con los celulares de palo, la gente con los vidrios del auto arriba para que los demás piensen que tiene aire acondicionado, etcétera. En Chile nos importa mucho el qué dirán, entonces la tenencia de ciertos objetos o bienes materiales te posiciona en un determinado lugar, te da cierto estatus”, agrega Moltedo, coordinador de la Unidad de Investigación y Estudios Contingentes de la Escuela de Psicología.

La encuesta consideró un muestreo no probabilístico por cuotas, en el que participaron 305 habitantes del Gran Valparaíso (44,9% hombres y 55,1% mujeres). Según su edad reportada, el 40,7% se encontraba en el grupo entre 18-29 años, el 20,7% entre 30-40 años, el 20,3% entre 40-50 años y finalmente un 18,4% era mayor de 50 años.

Respecto a su estado civil, el 55,7% dijo estar soltero, el 28,4% casado o conviviendo con su pareja, el 1% viudo y el 14,9% separado. Finalmente, en relación a su nivel de estudio, el 5,5% señaló tener educación básica completa, el 44,1% educación media completa, el 19% educación técnica y un 31,4% educación universitaria.