• Homepage
  • >
  • Región
  • >
  • Internos lanzan emprendimiento para celebrar el Día de los Enamorados

Internos lanzan emprendimiento para celebrar el Día de los Enamorados

  • 13 febrero, 2019

Seis reclusos trabajan sin parar y aun así decidieron ampliar el giro del taller que mantienen en el CCP de San Felipe.

Con el término de las bolsas plásticas las ventas en el taller de corte y confección del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de San Felipe se duplicaron. En este espacio laboral trabajan seis internos, los que se dedican de lunes a viernes a confeccionar miles de bolsas ecológicas. El éxito experimentado durante los últimos meses les permitió comprar nuevas maquinarias y ampliar la oferta. Es así como a partir de este mes, y pensando en el Día de los Enamorados, comenzaron a sublimar tazones, poleras, gorros y otros artículos.

Dado que se acerca el 14 de febrero el estampado de tazones ha resultado ser todo un éxito. Los internos llegan con fotos de sus parejas o les piden diseños de corazones y frases románticas para así poder sorprenderlas cuando vengan a visitarlos. Este es el caso de Manuel Rubilar (23), quien espera ansioso a quien ha sido su compañera durante los últimos cuatro años.

“Ella viene a verme una vez al mes y viene con mi hija. Decidí hacerle un regalo para el Día de los Enamorados. Ella sigue viniendo, me apoya y seguimos con nuestra relación. Seguimos juntos con nuestra hija adelante. La extraño mucho y quiero estar con mi hija y con ella”.

A Manuel le queda cerca de un año de condena, por lo que espera que este sea su último 14 de febrero tras las rejas. Su sueño es dejar esta experiencia en el pasado y conformar una familia junto a las mujeres que sagradamente vienen a verlo la última semana de cada mes.

El emprendimiento de sublimación de tazones y otros productos está a cargo de Pedro Pizarro, el mismo que se encarga de la serigrafía de las bolsas ecológicas.

“Vino el hermano de un interno, que está con nosotros en el taller, a enseñarnos la sublimación, Hay que aprender porque hay que llevarse algo para cambiar y no seguir delinquiendo en la calle. (Estoy) orgulloso por haber aprendido esto aquí, es algo que no pensaba que iba a aprender y aprendí serigrafía y ahora sé sublimar. Hemos ido juntando para ir comprando todo lo que nos falta”.

El compromiso de Gendarmería con la reinserción social de los internos del taller y el resto de la población penal es destacado por el jefe interno (s) de la unidad sanfelipeña, subteniente Arnoldo Mena.

“Como institución le damos todas las facilidades a los internos que hoy día se encuentran trabajando en el taller. La idea es contribuir a la reinserción social de los internos, que ayuden a sus familias y que aprendan un oficio”.

El subteniente Mena agregó que se están analizando opciones para crear un segundo taller de corte y confección o trasladar el existente a un espacio más amplio. Mientras esto sucede los privados de libertad continúan trabajando para responder a los pedidos que realizan comerciantes de las provincias de San Felipe y Los Andes.